Manifiesto

No es otra historia de amor. Es tu historia de amor. Imperfecta, especial, diferente a como la habías imaginado y, en realidad, mucho mejor.

Y ahí estás tú. Es el gran día y ha venido todo el mundo. La gente a la que quieres. La gente que os quiere.

Y, por supuesto, tan nervioso como tú, ese él o ese ella que ha hecho que todo este lío valiese la pena. Y quieres que te vea y piense exactamente eso. Que valía la pena. Pero sobre todo quieres que te vea. A ti. No a una fría maniquí, ni a una chica encerrada en un vestido pomposo, ni a la mujer que tu madre o tu padre esperan que seas.

Sólo a ti. En tu versión princesa prometida, delicada y ligera. O tal vez como la fiera de mi niña, desafiante, elegante y traviesa…

Porque sí, puedes ir como quieras. De blanco y con tus botas de cuero, con trenzas y una corona de flores en el pelo, con un vestido de satén o de encaje, con la espalda descubierta, o las uñas pintadas de negro.

Es tu día. Y las reglas las pones tú. O mejor, vosotros. Porque esta es una historia de dos. Una historia que empezó con vuestro primer ‘te quiero’ y que ahora continúa con ese ‘sí, quiero’ que, como la mayoría de las cosas buenas, da un poco de miedo.

Pero sabes que, también como casi siempre, merece la pena el riesgo.

Carolina

Carolina Otaduy nació en San Sebastián aunque desde hace varios años vive y trabaja en Barcelona. Dos ciudades abiertas al mar que marcan el principal paisaje vital de Carolina, aunque su espíritu inquieto la ha llevado a viajar por medio mundo y a vivir un tiempo en Nueva York, donde empezó a gestar la idea de crear su propia firma de moda para novias, Otaduy.

Con un universo estético muy personal, en el que se mezclan el espíritu inconformista del grunge con la capacidad de apreciar todas las formas de belleza y de captar las nuevas tendencias, Carolina siempre ha destacado por su creatividad. Tras estudiar publicidad y trabajar varios años en una discográfica independiente –la música es una de sus grandes pasiones-,  en 2011 pone en marcha Otaduy. Un proyecto muy personal en el que, como diseñadora,  ha sabido crear un universo propio marcado por su sensibilidad y su valentía, su búsqueda de serenidad y su atracción por el riesgo. Amante del surf y del yoga, de la naturaleza y del corazón palpitante de las ciudades, sus diseños, como ella están llenos de matices y concebidos para una mujer fuerte y a la vez sensible.

Filosofía

Otaduy es un nuevo concepto de vestidos de novia que se inspira en la música, el cine y el arte, vestidos diseñados especialmente para las novias con personalidad que realmente quieren ser ellas mismas en su día de boda.

Para Otaduy, cada colección es única, con su propia alma y su propio cuerpo. Para crearlas, Carolina Otaduy se inspira en diferentes momentos, experiencias, e incluso,
sentimientos. Siempre manteniendo la personalidad de la marca y sus fuentes de inspiración particulares, a veces, tan sencillas como tomar un café en un vaso de vidrio, pintarse los labios rojos para ir al cine o ir en bicicleta mientras escuchas música en una noche suave de primavera. Una marca en continua evolución pero siempre fiel a ella misma.

Handmade with love

Nuestros vestidos de novia se confeccionan artesanalmente en nuestro taller.
Cada uno de ellos implica un gran ritual: dibujar, preparar el patrón, medir, rasgar el tejido, coser cada pieza, pasar el proceso de calidad… un proceso para nosotras muy mágico. Un trabajo por y para mujeres que se lleva a cabo con manos expertas, mucho amor y cuidando cada detalle, un proceso que culmina con una pieza con un carácter único e irremplazable.

Vídeos

  • Universo Otaduy

  • Historia e Impacto Social de Otaduy

  • Our Atelier, Every Dress Is Unique

  • Ritual Lovers Fashion Film